Estados Unidos deportó esta mañana a México a Rafael Olvera Amezcua, accionista mayoritario de Ficrea, quien será puesto a disposición de distintos jueces por acusaciones de presuntos fraudes y lavado de hasta 7 mil 500 millones de pesos, en agravio de más de 6 mil ahorradores.

Luego de años de prófugo de la justicia, el empresario contra quien hay más de cinco órdenes de aprehensión federales y del fuero común, fue entregado a la Fiscalía General de la República (FGR) en el Puente Internacional de Juárez-Lincoln, en Nuevo Laredo, Tamaulipas, este miércoles a las 10:00 horas.

En el cruce fronterizo, elementos de la Policía Federal Ministerial de la FGR le ejecutaron una de las órdenes de captura.

Funcionarios del Gobierno federal informaron que la entrega de Olvera ocurre luego de que Estados Unidos le negara el asilo político y perdiera el juicio migratorio con el que pretendía ser reconocido como residente permanente en ese País.

También señalaron que las gestiones de la FGR y su coordinación con el Departamento de Seguridad Interna fueron determinantes para la repatriación del prófugo de la justicia.

Esta misma mañana, Olvera Amezcua será trasladado por vía aérea a la Ciudad de México y desde aquí se determinará si es internado en el Penal Federal del Altiplano o en un reclusión de la Capital del País.

Las órdenes de captura fueron giradas contra Olvera en la Ciudad de México, Toluca y Pachuca por los delitos de delincuencia organizada, lavado de dinero, fraude y violación a la Ley de Ahorro y Crédito Popular.

Tanto juzgados de distrito del sistema tradicional, como jueces de control del nuevo sistema acusatorio, libraron los mandamientos de captura vigentes.

La primera de las aprehensiones fue librada en 2014 por presuntamente disponer de 90 millones 423 mil 250 pesos de sus inversionistas para adquirir 11 inmuebles en Acapulco, Guadalajara, Ciudad de México y Estado de México. Esta acusación fue reclasificada después de un amparo.

Otra es sobre supuestas transferencias ilícitas por más de 100 millones de pesos y una más por simular un préstamo de 33 millones 100 mil pesos a la empresa Ideas Mobiliarium.

El caso de mayor cuantía es un supuesto lavado de 7 mil 500 millones de pesos en Ficrea y Leadman Trade, esta última una empresa que presumiblemente Olvera habría utilizado para desviar dinero de los inversionistas en beneficio personal.

Otro de los casos está relacionado con la presunta omisión de los registros contables de operaciones que ascienden a 3 mil 407 millones 746 mil pesos.

Para Olvera, el asunto de más riesgo para su libertad es una causa penal del Juzgado Tercero de Distrito en Procesos Penales Federales de Toluca, donde uno los delitos que le atribuyen es delincuencia organizada, el único grave o con prisión preventiva de oficio de todos los que le acusan.

Adicionalmente, este es un caso que por la jurisdicción territorial del juzgado y por tratarse de un procedimiento del sistema de justicia territorial, permite a la FGR encarcelar a Olvera Amezcua en el Penal del Altiplano, antes que llevarlo a una audiencia ante un juez de control.

 

La Corte de Apelaciones del Quinto Circuito, con sede en Nueva Orleans, negó a Olvera una suspensión solicitada por él, que le hubiera permitido seguir detenido en Estados Unidos mientras tramitaba un recurso final contra la orden para deportarlo.

Anterior

Presenta gobierno ‘Nueva Ruta’ contra pobreza

Siguiente

China evacúa a sus ciudadanos de Ucrania

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

No te pierdas

Aprovechan fuga para bañarse en la calle

Redacción

Una fuga de agua potable en Guadalupe fue aprovechada por decenas de personas, quienes no solo acudieron a ella para llenar sus garrafones y cubetas, sino también para bañarse en plena vía pública. Las imágenes fueron capturadas por las mismas personas que se encontraban en este punto ubicado en la Avenida Eloy Cavazos y la […]