La Fiscalía General de Justicia reportó ayer el hallazgo de restos óseos y algunas prendas en el lugar conocido como «El Tubo», en el Municipio de Hidalgo.

En un comunicado, la Fiscalía informó de la localización de los restos presuntamente humanos, sin detallar cuántos fueron.

Esto ocurre 44 días después de que iniciaron los trabajos de búsqueda.

Tampoco se dio más información sobre las prendas aseguradas en el lugar.

«Se ha dado seguimiento a las actividades sobre la inspección pericial del lugar conocido como «El Tubo» ubicado en el Camino a Potrero Grande (antiguas pedreras), en Hidalgo, Nuevo León», detalla el comunicado.

«Habiendo obtenido el día de hoy (ayer) los primeros indicios, consistentes en restos óseos posiblemente humanos y prendas de vestir».

En los trabajos de extracción de los restos participan elementos del Instituto de Criminalística y Servicios Periciales estatal y de la Comisión Nacional de Búsqueda.

«Hacemos notar que los trabajos se realizan bajo el cuidado de los expertos en manejo de restos óseos y biológicos del Instituto de Criminalística y Servicios Periciales y la Comisión Nacional de Búsqueda», indica.

«Los trabajos seguirán hasta terminar con la excavación de 194 metros de profundidad, que es la medida del tubo, según su ficha técnica».

Según las autoridades estatales, los hallazgos se han compartido con diversos colectivos de familiares de personas desaparecidas.

«Asimismo, se cuenta con el acompañamiento de colectivos de familiares de personas desaparecidas, con quienes se comparte información continuamente».

El 30 de diciembre del año pasado, la Fiscalía General de Justicia estatal informó del inicio de trabajos en «El Tubo», también conocido como «El Pozo».

Entonces, Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Nuevo León (Fundenl), dijo que habían insistido en la búsqueda en la zona luego de recibir al menos 15 reporte de hombres desaparecidos.

La búsqueda se complicó para las autoridades por los 194 metros de profundidad del tubo y porque además fue cubierto con concreto, por lo que se perforó el tapón y se utilizó una cámara de pozos profundos para poder hacer la búsqueda de los restos, que ayer arrojó sus primeros resultados.

Anterior

Reprueba Dante Delgado a Palazuelos

Siguiente

AMLO: Loret ‘se dedica a golpear’

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

No te pierdas

Aprovechan fuga para bañarse en la calle

Redacción

Una fuga de agua potable en Guadalupe fue aprovechada por decenas de personas, quienes no solo acudieron a ella para llenar sus garrafones y cubetas, sino también para bañarse en plena vía pública. Las imágenes fueron capturadas por las mismas personas que se encontraban en este punto ubicado en la Avenida Eloy Cavazos y la […]