El jefe de la inteligencia militar ucraniana, Kirilo Budanov, aseguró este domingo que el objetivo de Rusia es partir en dos Ucrania, tras haber fracasado el plan inicial de apoderarse de todo el país.

«Hay motivos para pensar que Putin contempla un escenario al estilo coreano, consistente en una línea divisoria entre las regiones ocupadas y las no ocupadas de nuestro país», dijo Budanov, jefe del departamento de Inteligencia del Ministerio de Defensa, en un mensaje de Facebook.

El 22 de abril fue el ministerio de Defensa ruso el que dio por concluida la primera fase de la intervención en Ucrania y aseguró que Moscú se concentraría a partir de ahora en la «liberación» del Donbás, donde están las autoproclamadas repúblicas separatistas del este del país-.

Pero más que al «control» y a su «completa liberación», los rusos se están dedicando cuidadosamente a la destrucción de este territorio. Mueven mercenarios Wagner de Siria y Libia y están deportando a más de 400 mil personas.

Putin había llegado a entregar 700 mil pasaportes a sus «hermanos» del Donbás el otoño pasado, prácticamente uno por familia, pero evidentemente tuvo que convencerlos de otra manera.

El líder de la autoproclamada república separatista de Lugansk, Leonid Paschenik, ha dicho hoy que en un «futuro próximo» puede celebrarse un referéndum sobre la integración de este territorio prorruso a Rusia.

La respuesta de Kiev fue que «ningún país del mundo reconocerá el cambio por la fuerza de las fronteras internacionalmente reconocidas de Ucrania», según dijo un portavoz del Ministerio de Exteriores ucraniano.

El avance parece continuar y los propios ucranianos admiten que el enemigo ha logrado crear un pequeño corredor entre Donetsk y Crimea.

En un solo día, se contaron 44 disparos de artillería pesada y 140 cohetes en Jarkov, dice el alcalde Ihor Terekhov. 1.143 edificios fueron destruidos: de milagro, el complejo de rascacielos soviético Derzhprom quedó en pie, una nostálgica construcción que a los generales de Putin no les apetecía golpear.

Parece que no tuvieron el mismo respeto por Ploshcha Krasna, la Plaza Roja de Chernigov, que no se llama así en homenaje al centro de Moscú (en eslavo antiguo, el significado era «Plaza Bella») y ahora, según el gobierno ucraniano, «está en el centro de una ciudad completamente destruida».

Incluso se dice que Izium, la dulce ciudad de las pasas y las fresas, fue arrasada: sus 50 mil habitantes, que una vez abrieron las puerta del Donbás en el camino a Donetsk y Lugansk, han huido en gran parte sin tiempo para cerrar la puerta.

Fue en 2019, parece que hace casi un siglo, cuando la ONG británica Halo Trust certificó que pocas zonas del mundo estaban tan infestadas de minas y restos de guerra como el Donbás.

Un grupo de economistas austriacos también calculó el coste de la destrucción: para reconstruir la región se necesitarían casi 22 mil millones de dólares, el 16% del PIB ucraniano antes de la invasión.

RICA ZONA INDUSTRIAL CONVERTIDA EN RUINAS

¿Y qué está pasando ahora? Toda la cuenca del Donec es una concentración de gigantes industriales humeantes y minas subterráneas. Pero nadie sabe qué humo se levantará después de la guerra.

El hombre más rico de la región y de Ucrania, Rinat Ahkmetov, propietario del club de fútbol Shaktar, ha visto cómo su fortuna personal se ha reducido a la mitad en un mes: Donetsk era su ciudad, él financió sus joyas, el estadio Donbás Arena (una de las sedes de la Eurocopa de 2012) y la flamante estación de tren de estilo ruso.

También surge otra pregunta: ¿Qué pasará con el gran recurso, el carbón? En Donetsk, el mineral negro siempre ha sido un motivo de orgullo, pero la furia de la guerra ha acabado incluso con los sencillos y románticos montículos de residuos repartidos por el centro de la ciudad, una atracción turística que cambiaba de color según la hora del día y la temporada.

Toda la industria está en crisis: incluso antes de la invasión, el carbón se extraía con un porcentaje demasiado alto de azufre y había que mezclarlo con carbón ruso, de lo que terminaba resultando un subproducto.

Anterior

El antimexicanismo de Trump en campaña

Siguiente

Trasladan a ‘El Bronco’ a Hospital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

No te pierdas

Aprovechan fuga para bañarse en la calle

Redacción

Una fuga de agua potable en Guadalupe fue aprovechada por decenas de personas, quienes no solo acudieron a ella para llenar sus garrafones y cubetas, sino también para bañarse en plena vía pública. Las imágenes fueron capturadas por las mismas personas que se encontraban en este punto ubicado en la Avenida Eloy Cavazos y la […]