Uso de Internet riesgos y benefic¿Qué ofrece Internet y cómo lo ofrece para que sea motivo de tanta polémica y preocupación para padres y profesores?
Hay una serie de características inherentes a Internet que son las que propician este tipo de temores.

Entre ellas están las siguientes:
Fácil acceso a información de todo tipo, de forma libre y gratuita.
Fácil acceso a servicios de dudosa calidad educativa, ética y/o moral.

Acceso anónimo a la información y a determinados servicios, que aumenta esa sensación de libertad y autonomía completa.
Conexiones prolongadas con un coste muy reducido.

Fácil y rápida transmisión de la información aprovechando la infraestructura de comunicaciones proporcionada por Internet.
Fácil intercambio de información entre usuarios, a menudo desconocidos.

Fácil establecimiento de relaciones interpersonales en las que se omite o falsea la auténtica personalidad aprovechando el anonimato.
Como se puede deducir, el problema fundamental que entraña para los menores el acceso a Internet es precisamente el relativo a su condición de menor y por lo tanto vulnerable y desprotegido.

En condiciones normales, un adolescente (y no tan adolescente…) que se plantea preguntas, busca respuestas, necesita ‘conocer’ en el sentido mas amplio del término, necesita sentirse integrado y considerado en su grupo y su realización personal pasa necesariamente por su nivel de socialización, en Internet encuentra un auténtico paraíso de oportunidades.

Si a eso añadimos el ‘detalle’ de que, la mayor parte de las veces, los padres no conocen ese mundo, estamos desde su punto de vista, en la situación perfecta, ideal. “Hago lo que quiero, de forma anónima cuando me interesa, tengo el ordenador en mi habitación, encima doy la imagen de estar interesado por las nuevas tecnologías y para acabarlo de completar, mis padres no se enteran de nada… Sencillamente… perfecto!”.

Y aquí es donde entran en juego tres factores fundamentales relacionados con el proceso de madurez del menor:
La educación en el sentido mas global.
La escuela.
La familia.
Los tres factores están entrelazados. No se pueden articular medidas educativas en la escuela si no son apoyadas desde la familia y viceversa.

Trabajando desde los tres frentes se pueden evitar o minimizar los riesgos de Internet. Pero no desde la prohibición a ultranza, sino desde la libertad que ofrece el poder elegir conociendo los pros y contras. Y esa capacidad solo la proporciona la educación responsable.
Pero no todo en Internet son riesgos, también hay ventajas y muchas. Y con un control adecuado, las ventajas superan a los riesgos de forma significativa.

En realidad no podemos decir que Internet sea malo o nocivo en sí mismo. Siempre dependerá del uso que se haga de él. Es decir, el por qué, para qué y el cómo determinarán el beneficio o perjuicio que podamos obtener o podamos causar.
Beneficios
Entre los múltiples beneficios que reporta a los menores hacer un buen uso de Internet, tenemos los siguientes:
Facilita su proceso de socialización a través del uso de servicios como son los chats, juegos en red, participación en ciertas redes sociales, etcétera.

De esta forma el menor se siente integrado en un grupo con el que se comunica y comparte inquietudes y aficiones.
Facilita su acceso a la ciencia, cultura y ocio favoreciendo y completando así su educación fuera del ámbito de la escuela.
Facilita la realización de tareas escolares y trabajos personales potenciando su capacidad de búsqueda, análisis y toma de decisiones de forma individual.

Facilita la realización de tareas escolares en grupo poniendo a su disposición herramientas colaborativas on line.
Facilita el proceso de aprendizaje a alumnos que padecen enfermedades de larga duración y que tiene que permanecer lejos de las aulas durante largos períodos de tiempo.

Facilita el seguimiento por parte de los padres del proceso de enseñanza-aprendizaje de sus hijos. La labor tutorial se beneficia ya que la comunicación padres-tutor es mas rápida y eficaz.

Por último el Internet es una parte fundamental en nuestras vidas.